Menu  |   Control
Termoweb
© IDAE 2010

Repartidores de calefacción para que cada vecino pague lo que consume

María Dolores Martínez y cada uno de los vecinos del edificio de la calle del Arcipreste de Hita, 7 (Argüelles) saben al detalle lo que gastan en calefacción, a pesar de tener una instalación de gas centralizada.

Hace cuatro años decidieron instalar repartidores de costes en sus radiadores para la medición individual del consumo y para ahorrar. Destinaban más de la mitad del presupuesto anual de la comunidad al pago de la calefacción.

En los 23 pisos, la empresa Ista colocó 209 repartidores. El ahorro anual en calefacción es del 19,26%. “Solo por el hecho de medir, las familias se preocupan mucho más de gestionar sus consumos. Cierran los radiadores que no son necesarios o ajustan las zonas donde más tiempo pasan”, explica el administrador de la finca, Rafael Mendoza, cuya empresa, Geimpro, gestiona 11 fincas con repartidores.

Antes se pagaba por superficie, ahora cada bolsillo asume lo que gasta. María Dolores, que únicamente vive con su marido, ha salido ganando. Si el radiador se complementa con válvulas termostáticas el ahorro puede estar entre el 30% y el 35%.

Hoy son una opción de ahorro energético, pero dentro de dos años será obligatorio. La Directiva Europea de Eficiencia Energética (2012/27/UE) exige la instalación de repartidores de costes de calefacción en bloques con calefacción centralizada antes del 31 de diciembre de 2016.

“Empieza a haber un interés generalizado de las comunidades de propietarios”, dice el administrador de fincas. No le falta razón. “En el último año su instalación ha crecido un 70% y en España hay unas 50.000 viviendas con repartidores”, señala Ignacio Abati, consejero delegado de Ista en España, empresa de facturación de consumos de calefacción y agua.

Aún quedan 1,1 millones de viviendas que deberán colocarlos. Calculando seis radiadores por casa, significa un mercado potencial de 6,5 millones de aparatos.

“En España gran parte de los edificios con calefacción central distribuyen el calor por columnas (los anteriores al RITE de 1998). En estos edificios la instalación de repartidores y su posterior lectura y liquidación de consumos son la mejor forma de garantizar que cada vecino pague por la calefacción que consume”, señala AERCCA (Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción), que engloba a las empresas más activas, como Honeywell, Ista o Ullastres.

Detrás del aumento de la demanda está la posibilidad de alquilar los equipos, una opción nueva que María Dolores no tuvo y que es la elegida por el 95% de los usuarios. Cuesta 0,65 euros al mes por radiador; es decir, para seis radiadores unos 46 euros y en el contrato —por cinco años— se incluye todo (suministro, instalación, lecturas, reparto de costes…). Comprarlo sale a 25 euros por radiador.

“Si se espera a 2016 es posible que los precios suban, al haber mayor demanda, aunque intentaremos evitarlo”, señala Abati.

Estos pequeños aparatos que permiten el reparto individual de los consumos en calefacción y agua caliente son una opción relativamente nueva en España, pero no en Europa. Se utilizan desde hace más de ochenta años y hay 30 millones de viviendas: 150 millones de equipos colocados.

Sin obra, se sujetan sobre el radiador con tornillos. Además, son electrónicos y la lectura de consumo se recoge por radio, lo que supone una pequeña revolución y el adiós a la lectura física.

La empresa Ista ofrece un sistema de lectura diaria y remota de contadores de agua y calefacción, gas y electricidad. Permite al usuario conocer su consumo diario y no cada dos meses, como es habitual. “Permiten el análisis de consumo mensual a través de un panel de control online, también en formato app, para evitar sorpresas”, indica Abati.

Para poder instalarlos de forma voluntaria antes de 2016 hay que someter el asunto a junta vecinal. “La contabilización individual de consumos en instalaciones colectivas de calefacción tiene la consideración de medida de eficiencia energética a los efectos del artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal y, por tanto, su instalación voluntaria requiere el voto favorable de las tres quintas partes”, explican en el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas.

Hay ayudas. El IDAE tiene un programa que incluye la instalación de repartidores de costes de calefacción y válvulas termostáticas en edificios existentes para inmuebles con calderas centrales de calefacción cuya distribución se realice por columnas (la mayoría de los edificios anteriores a 1998). Eso sí, es necesario que el edificio mejore una letra su calificación energética. La medida deberá ir acompañada, por ejemplo, de la renovación de la sala de calderas y se debe complementar con la contratación de un servicio de lectura de consumos y liquidación individual por vecino. IDAE presta el dinero, a devolver hasta en 12 años, con un interés del euríbor +0%, hasta el 90% de la inversión a realizar en la instalación.

 

fuente El País

torres-alta-tension-chile

Claves del nuevo sistema de medición de la electricidad

Ya nada será igual en el recibo de la luz desde el próximo mes de abril. El hasta ahora vigente sistema de subastas que fija las tarifas eléctricas pasará a mejor vida y será sustituido por otro modelo más innovador, que basará su importe en relación a cómo cotiza la electricidad en el mercado mayorista en ese momento. De esta forma, el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVCP) sustituye a la antigua tarifa de último recurso (TUR), que afecta a la factura eléctrica de unos 16 millones de consumidores, con una potencia contratada de menos de 10 kilovatios, y que supone cerca de la mitad de lo que pagan por la luz hasta ahora. El cambio será efectivo desde abril, aunque no se reflejará en los recibos hasta un mes después, en mayo. Todas las claves del nuevo sistema de medición de la electricidad, en las siguientes líneas.

¿Cómo será la nueva factura eléctrica?

Desde mayo, los usuarios de energía eléctrica ya empezarán a notar las variaciones en la computación de la factura a través del nuevo sistema tarifario. Esta fórmula, en opinión del Ejecutivo, supondrá un ahorro de alrededor del 3% con respecto al anterior modelo, aunque al final todo dependerá de cómo evolucione la cotización del pool de empresas relacionadas con la energía, que es lo que indicará el precio que pagarán los clientes por usar el servicio eléctrico.

El cambio ya será efectivo desde próximo mes de abril, aunque no se reflejará en los recibos hasta un mes después

La puesta en marcha de la nueva factura de la luz supondrá muchas variaciones, tanto en la forma como en el fondo, con respecto a la anterior medición. Si bien en la nueva tarifa los peajes los seguirá regulando el Gobierno como hasta ahora, y los impuestos se mantienen intactos, se implanta un modelo de pago por la generación de energía con criterio de mercado. Es decir, el importe lo fijará en cada momento “el mercado”, que es el conjunto de mayoristas en el que se encuentran productoras y comercializadoras de esta energía. Los inversores en Bolsa tendrán más fácil asimilar este sistema de tarificación, ya que se asemeja a lo que es el mercado de renta variable, en donde van marcando los precios de las acciones que cotizan en ellos, en función de la realidad de su entorno macroeconómico, y en donde hoy pueden valer 2,60 euros, ayer estaban a 2,50 euros. Como consecuencia, este sistema para medir el coste de la electricidad conllevará una mayor volatilidad en el precio del megawatio, y no supondrá ningún importe fijo sino que se dictaminará por las leyes del mercado. De esta forma, los consumidores pagarán la electricidad consumida, no por una tarifa regulada, sino al importe medio del mercado en el periodo de facturación, que casi siempre será diferente, incluso con fuertes oscilaciones en función de las leyes del mercado.

Con este sistema el precio se dictaminará por las leyes del mercado

Aquellos consumidores que dispongan de contador por horas pagarán cada fracción de consumo al precio exacto que marque el mercado en ese preciso momento, como si de una venta en Bolsa se tratase. Pero en el caso de que no tengan el medidor, habrá un cambio fundamental en la operación, ya que entonces se les aplicará el coste medio del mercado durante el periodo de facturación. De esta forma pueden salir beneficiados o perjudicados en función de su cotización, lo que no se puede prever con anticipación.

Seguimiento de los Precios

Al depender el precio de la cotización en los mercados, un aspecto de gran incidencia entre los usuarios de electricidad es cómo poder comprobar exactamente a cuanto está su importe y, por tanto, lo que deberán abonar en su próxima factura. Para satisfacer esta demanda de información, la propia web ministerial publicará todos los días los precios. Así, los usuarios podrán (introduciendo sus datos) obtener el gasto por el periodo facturado, así como la evolución de su factura (día a día), para que no tengan que soportar ninguna sorpresa al final de cada mes. También el operador del mercado eléctrico ofrecerá a los usuarios las cifras a través de su web, donde se reflejarán los costes diarios de la energía negociada, así como otros datos secundarios, como el volumen de contratación, precio horario, etc.



Otros cambios que afectarán al recibo A la vez que se han establecido los cambios en la fijación de los precios de la luz, también hay una variación sustancial en el recibo de esta energía. ¿Cómo afectará a los consumidores?

  • Por un lado, se incrementa la parte fija de la factura, lo que es la potencia contratada.
  • Por otra parte, baja la parte variable de la misma, que es la que depende directamente de su consumo.



Esto, en la práctica, significará que los hogares que menos electricidad consuman sufrirán una mayor alza de la cuota fija, reflejándose en un incremento de la factura; mientras que, por el contrario, quienes más utilicen esta energía notarán que la parte fija se diluirá en su recibo, hasta incluso depararles un mayor ahorro. De esta forma, se prima el mayor consumo en detrimento de los hogares que gastan menos todos los meses, a los que les costará más contener sus desembolsos, a pesar del menor uso que den a esta energía.

green-energy

Las 10 fórmulas para ahorrar energía en invierno

Reducir nuestro consumo de energía se traduce en un ahorro de nuestros bolsillos, al mismo tiempo que contribuye a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, principal causa del calentamiento global.

Por eso desde GEO queremos ofrecerte soluciones para ahorrar energía en invierno. Cada vez que utilizamos energía producida por la quema de combustibles fósiles, sea petróleo, carbón o gas, emitimos gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global. Por ello, es necesario reemplazar los combustibles por energías renovables que aprovechen y le saquen partido al sol, el viento, los cauces del agua, el calor de la Tierra, así como realizar un uso inteligente de la energía.

En cifras el consumo de energía por hogar al año en España, según datos facilitados por Leroy Merlín, ha crecido un 11,2% desde el año 2000. De este consumo un 56,25% proviene del consumo de combustible del transporte, un 43,75% a los consumos producidos en el hogar: 46% en calefacción, 16% electrodomésticos y cerca del 10% en iluminación. Actualmente el gasto medio anual en los hogares españoles es de 1.600 euros, lo que se traduce en un consumo medio de 3.300 kilowatios /hora anuales, de los cuales, 368€ corresponden a calefacción, 128 € a electrodomésticos 56 a iluminación y 80 a cocina entre otros, según datos del Ministerio de Medio Ambiente.

Te explicamos cómo ahorrar energía, soluciones fáciles y otras soluciones para poner a punto tu casa. ¡Ponlas en práctica para no ser parte del problema del calentamiento global, sino parte de la solución, ahorrando dinero!

La compañía de acondicionamiento del hogar dentro de su proyecto “Eco Opciones”, propone la utilización de productos destinados al ahorro de energía en los meses de invierno, si estás dispuesto a hacer una inversión de futuro, y nosotros añadimos unas soluciones que puedes adoptar que resultan unos pequeños cambios de hábitos. ¡Lo notará tu bolsillo y el medio ambiente!

Consejos ecológicos para ahorrar energía

  1. Bombillas de bajo consumo duran hasta 10 veces más que las incandescentes consumiendo cinco veces menos energía. Esto se traduce en un ahorro de hasta 109 euros en vida útil por bombilla.
  2. Con las calderas de condensación se aprovecha el calor del vapor de agua, energía que en las convencionales se pierde. De este modo ahorramos hasta un 30% y así, emitimos menos gases contaminantes. Además recuerda que debes tapar las grietas en techos, paredes y suelo para que la casa esté totalmente aislada.
  3. Detectores de luz crepuscular que dejan que entren los rayos del sol en invierno.
  4. Subir un grado la temperatura del termostato de la nevera puede reducir un 5% el ahorro de energía eléctrica.
  5. Con las bombas de calor inverter, que se puede encontrar en la empresa se ahorra la mitad del consumo de energía, puesto que la temperatura deseada se alcanza de forma rápida. Si funciona durante 5 horas al día estas bombas de calor generan un coste al año de 84 euros, frente a los 184 euros de un equipo convencional.
  6. Si tienes que hacer una remodelación en casa, las ventanas con ruptura de puente térmico conservan mejor el calor y aíslan del frío exterior, ahorrando calefacción y contribuyendo a que la ventana cumpla realmente su función de aislar del frío en invierno.
  7. Programadores de calefacción y elección de una fuente de energía renovable en este orden: viento, sol, cauces de agua, geotermia…
  8. Persianas inteligentes, que permiten su motorización y gracias a sus posibilidades domóticas pueden incorporar sensores solares que ahorren energía especialmente ahora que entramos en el invierno, al subirse para aprovechar más la luz y bajarse por la noche evitando que la casa se enfríe, ahorrando calefacción.
  9. Los detectores de movimiento se encienden al paso de las personas y esto ayudaría a que nunca se quedará encendida ninguna luz de manera inútil. Leroy Merlin tiene un sistema de alumbrado de pasillos, recibidores, porches o jardines que cuando detectan movimiento, manteniéndola encendida el tiempo predeterminado a voluntad del usuario, utilizando la luz cuando se necesita.
  10. Con una cocina de gas en vez de eléctrica consumimos un 73% menos de energía.



fuente Geo Internacional

beneficios-caminar

El movimiento humano proporcionará la energía para la “Internet de las Cosas”

En The Internet of Things se nos habla de un mundo en el que cualquier objeto podrá estar interconectado con el resto. Esa gigantesca red que llevará Internet a todos los rincones de nuestro mundo necesitará energía para funcionar, y un grupo de investigadores afirma que esa energía la proporcionaremos nosotros con nuestro propio movimiento.
En un ejemplo práctico, todos los paquetes de una oficina de correos transmitirán su posición, origen y destino para poder monitorizar ese envío de forma más eficiente. Y para ser alimentados un estudio demuestra que el movimiento no solo de personas, sino de puertas, o cajones genera una energía que podría utilizarse para alimentar la Internet de las Cosas.

Maria Gorlatova y un equipo de investigadores en la Universidad de Columbia en Nueva York han medido la energía que genera la inercia en la actividad de 40 personas en periodos que llegaron a ser de nueve días. Colocaron dispositivos recolectores de energía para evaluar cuánta podría generar el movimiento de estas personas y de algunos objetos que también se mueven a menudo, como puertas, lápices —sorprendente— o cajones.
Entre las conclusiones destacaron hechos como que el movimiento periódico es rico en la generación de energía: escribir con un lápiz genera una potencia eléctrica destacable (entre 10 y 15 microvatios). También se demostró que los seres humanos son pasivos la mayor parte del tiempo: el 95% de la energía que producimos con el movimiento se genera durante menos del 7% del transcurso de un día.
Dispositivos como los fabricados por Fitbit y otras soluciones de monitorización de la actividad diaria pueden ser candidatos perfectos para recolectar energía a través, precisamente, de esa actividad. Mientras tanto, Gorlatova y su equipo trabajan en diseñar algoritmos para gestionar esa recolección de energía y su posterior almacenamiento y uso.


fuente MIT Technology Review

enchufe-solar-portatil-un-gadget-que-vale-la-pena

Enchufe solar portátil, un gadget que vale la pena

os nuevos gadgets a veces nos sorprenden por su escasa aplicación o relevancia, pero este en particular, puede representar el comienzo de una nueva era en la generación de energía eléctrica limpia y eso siempre es bienvenido. Conoce el nuevo enchufe solar portátil, un gadget que vale la pena tener.

Con el mismo tamaño que un enchufe eléctrico convencional, este dispositivo puede por sí mismo producir energía eléctrica sin necesidad de cableado ni conexiones.

Kyuho Song & Boa Oh creó este enchufe solar portátil para cargar dispositivos electrónicos en cualquier parte. Ideal para llevar en un viaje, de paseo, acampando o al trabajo, el enchufe se adhiere a los cristales mediante una ventosa en su cara posterior, donde se encuentran alojadas las pequeñas células solares.

Dichas células reciben los rayos del sol, que son convertidos en electricidad por el dispositivo. Dicha electricidad permite cargar dispositivos electrónicos, e incluso utilizar aparatos que no requieran mucha electricidad para su funcionamiento.

Una vez cargado el aparato, se desconecta y el enchufe puede seguir almacenando energía durante cinco o seis horas, para generar unas diez horas de uso. Esto es genial, pues nos permite guardarlo en nuestro bolso para llevarlo con nosotros a donde vayamos y tener unas cuantas horas de energía sin necesidad de buscar un tomacorrientes.

A pesar de que no podemos obtener electricidad instantáneamente, este gadget es un gran invento, pues puedes llevarlo contigo e instalarlo en cualquier ventana a la que le dé el sol y obtener energía eléctrica de manera independiente, sin importar el tipo de instalación que haya en el sitio que te encuentres.

Realmente un gadget que vale la pena tener. Energía eléctrica limpia y sin complicaciones. Y como si fuera poco, gratis, ya que no tienes que pagarle a la compañía eléctrica.


fuente Blogdomotica.com

shutterstock_85667338

¿Que es la domótica?

La domótica es el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía además de aportar seguridad, confort, y comunicación entre el usuario y el sistema (def por Cedom).

No hemos de confundir la domótica con un hogar digital, que aunque en principio el termino domótica englobaba a los dos, actualmente no. Un hogar digital es un conjunto de aparatos multimedia conectados (pc, impresora red, televisión digital…) entre si, de forma que pueden compartir información (normalmente a través del protocolo UPnP).

Un concepto muy extendido pero totalmente incorrecto es que la casa domótica se puede descontrolar y ser peligrosa para los habitantes (como se puede ver en un capitulo de Los Simpsons). Pero es todo lo contrario. La domótica es una vivienda que nos brinda soluciones practicas mediante un sistema de control ( automático y manual ), proporciona confort, seguridad a los habitantes, gestión del consumo de energía eléctrica y comunicación interior y exterior.

¿De donde viene y hacia donde va?

Para que nos hagamos una idea, imaginar una casa sin domótica (la típica casa del pueblo) y que la queremos domotizar.

Lo primero que se inventó fueron los automatismos, elementos como un enchufe con temporizador, un interruptor que hace que se active el mecanismo de subir/bajar la persiana…

La domótica va mas allá, haciendo que la casa disponga de una “inteligencia”, pero que realmente esta basada en acción – reacción, programada por nosotros mismos. Un ejemplo sería programarla para que a las 11 de la mañana suba las persianas a media altura, a las 21h encienda luces (hasta las 23h por ejemplo) para simular que hay alguien viviendo, por si nos hemos ido de vacaciones, detectar si hay un escape de gas mediante un sensor y que el modulo encargado envíe una señal de cierre a la válvula general del gas.

Pero además también la podemos controlar con un smartphone desde internet, de manera que si estamos en invierno y sabemos que en media hora llegaremos a casa, podemos activar la calefacción para que cuando lleguemos, la casa ya este a una temperatura adecuada.

Reglas técnicas de aplicación

Cuando implementemos una casa domótica debemos tener en mente siempre estas sencillas, pero necesarias, reglas.

  • Protección de las personas y los equipos
  • Continuidad del servicio
  • Conservar los controles manuales

Además también conseguiremos una mejora de seguridad, mayor comunicabilidad, gestión del confort y una mejor gestión de la energía.


fuente Smart Building

calculadora-consumo

Una calculadora del consumo de la tecnología en el hogar

Esta calculadora de consumo en el hogar es fácil de usar y realiza los cálculos básicos para mostrar en una tarta los porcentajes de consumo de cada uno de los aparatos de la casa. Basta ir arrastrando cada aparato, indicar cuántos hay de cada tipo y las horas que están conectados – o si están todo el día encendidos.

La verdad es que podría estar mejor porque no es fácil editar los resultados, aparecen aparatos un tanto prehistóricos (¿módems?) y faltan otros más habituales hoy en día (ej. tabletas) pero para hacerse una idea no está mal.

Como siempre recordamos, cuidado con los vampiros energéticos que pueden gastar más inútilmente que cualquier otro aparato.

fuente IEEE Spectrum

2011_08_05_bombillaphilips

Philips reinventa la bombilla incandescente con tecnología LED

La bombilla incandescente de toda la vida ya es casi pieza de museo, reemplazada por las bombillas de bajo consumo, más caras pero también más duraderas. Por encima de estas, aún hay otro peldaño de bombillas de alta tecnología, las que usan tecnología LED. Pues bien, Philips acaba de ganar un concurso puesto en marcha por el Departamento de Energía estadounidense para diseñar una bombilla perfecta que sustituyese a la tradicional de 60 vatios con las mismas cualidades de luz, pero con menos consumo.

El concurso de la agencia estatal estadounidense estaba dotado con 10 millones de dólares, pero lo mejor de todo es que la propuesta de Philips, aunque no nos cabe la más mínima duda de que es excelente, también era la única que se presentó a concurso. Parece que al otro lado del charco, las empresas que fabrican bombillas (si es que las hay, que ya lo dudamos) no están muy interesadas en el ahorro energético o no se enteran de los concursos. Al final, la Philips 60W Replacement Bulb se ha llevado el premio.

La bombilla diseñada por Philips tiene el mérito de lucir con la calidez e intensidad de una bombilla incandescente de 60 vatios, algo que no es tan sencillo de lograr sólo con LEDs. El consumo de esta nueva bombilla es un 83% menor que las convencionales, y dura 25 veces más tiempo con un brillo de 1.100 lúmenes. Su precio, eso sí, también es dolorosamente más cara. En Estados Unidos se venderá por 18 dólares la unidad a partir del año que viene. Los modelos con mayor potencia (equivalentes a 75 y 100 vatios) también son más caros.

El Departamento de Energía calcula que el reemplazo de las bombillas tradicionales por las de Philips permitirá ahorrar 35 teravatios por hora, lo suficiente como para dar electricidad a 18 millones de hogares medios estadounidenses.

fuente Xataka

shibuya

Pisadas que generan energía

Enlazando con lo que contábamos ayer de dispositivos que se autoalimentan, en Japón en puesto en marcha algo similar con unas luces de Navidad alimentadas por los transeúntes.


Instalado en la plaza frente a la estación de Shibuya hay un panel de un material piezoeléctrico que es el que genera electricidad al pisar sobre él. Este panel, de 90 centímetros cuadrados, genera 0.5 vatios cuando una persona de 60 kilos da dos pasos encima suyo.
Con esta energía generada se alimenta un panel de LEDs que muestra la cantidad de vatios producidos y unas luces de Navidad situadas a su lado. Esta instalación se mantendrá hasta el próximo día 25 de diciembre.


Es un ejemplo de como se podría usar energía que, de otro modo, se desaprovecharía. Es cuestión de conseguir encontrar maneras eficientes de obtenerla y almacenarla, aunque por ahora solo sirva para dispositivos muy concretos y con bajo consumo si se generaliza podría resultar toda una revolución.


fuente Xataka